jueves, 16 de abril de 2009

Mentiras pequeñitas


Me he sorprendido en un renuncio
en un precipitado intento de mantener el equilibrio
cuando decido saltar al vacio, asi, sin mas.

Siempre me creo mas fuerte de lo que soy
y me parto la boca por un perro andaluz
que esconde en los rincones florecitas de azahar

Me despeño por su espalda sin encontrar mi sitio
en un descontrolado ajetreo de incendio sin extintor
de huida sin esposas
de castigos sin cumplir
perdiendo la cuenta de los días que pasaron
y de lo que prometí que haría y no cumplí

Le cuento a la gente que conozco
que no me importa, que ya casi te olvide
o simplemente miento diciendo que no te conocí
que no se mentir
es algo que nunca he aprendido
y que a mi edad es algo que nunca aprenderé
Publicar un comentario