martes, 16 de junio de 2009

Lágrimas de barro
lágrimas de los niños de mi tierra
que ven amanecer entre el humo de los coches
niños con callos en las manos
de recoger basuras y chatarra
de perder a cada pasito un trocito de vida
sin esperanza, sin futuro

Lágrimas de hollín
lágrimas de hombres,
cansados, vacios
con las entrañas rotas de dolor
con una nube sobre sus sienes
la eterna lucha de los que saben que no tienen nada
nada que ganar
nada que perder
soñando un lugar mejor
donde acunar a sus hijos
donde morir en paz

Lágrimas que no cesan
lagrimas negras de carbón
voces roncas sordas
no hay quien escuche su voz
no hay quien atienda sus ruegos
luchar por un trozo de pan
por el calor de un abrazo
por la risa de sus hijos
por un cielo mas azul...
Publicar un comentario