miércoles, 21 de noviembre de 2007

Contigo he vuelto al amor primario
ese amor tierno, dulce, eufórico
de mariposas y tardes de otoño
de manos que se rozan sin querer
de miradas que se cruzan
ese amor de niñas con coletas
y mejillas sonrosadas.

Los nervios de encontrarte
y la desilusión de no verte

Notar el sonido de tu voz en mi cabeza cuando estoy sola
y el calor de tu mano en mi hombro

Esos rizos que se forman en las puntas de tu pelo
y en tu frente en los días de lluvia

Tu mirada severa cuando hago algo mal

tus mensajes contradictorios

tu sonrisa

tus frases cortadas que significan tanto y nada.
Publicar un comentario