martes, 24 de junio de 2008

Mas nubes y mas cielos



He descubierto amapolas en el tejado
mariquitas amarillas encerradas en mi teclado
una sensación de quererme que desconocia
soñar con un sol de mediodia.

Los pasos cansados
y el alma aburrida
desatendiendo lo importante
y jugandome la boca con cualquiera.

Derribo tabiques para respirar
me siento en la cornisa a dibujar corales con regaliz
callar, llorar, vagar, dormir, vivir
bajar las escaleras corriendo tras un caracol
levanto la nariz para ver el precioso cielo de Madrid
resignarme, perderme, olvidarme, reprocharme mentiras
ver sus ojos brillantes y sus manos pequeñas
que guardan la vida entera y mi razón.
Publicar un comentario